Más historias

UN DÍA IBA A PASAR ESTO: OBAMA Y BACHIR AL ASSAD

Cuando jugaba de niño me sentía como un semidiós, capaz de convertir al perverso Skeletor -adalid del mal en su más pura...